Internacional

Viaje Virtual: Alicante, la ciudad de la memoria

Un viaje cultural desde casa para descubrir un destino español poco conocido.

| Por: Karla Ceceña.

En el sureste de la península ibérica existe una pequeña ciudad española llamada Alicante, que es la capital de la provincia homónima. Además de contar con paisajes preciosos y seis mil años de historia, tiene un bagaje cultural enorme, pues ha sido el hogar de diversas civilizaciones como la íbera, la romana y la musulmana. Acompáñanos en un viaje virtual por la cultura alicantina, es muy probable que te enamores tanto como nosotros. 

Hogueras 

Les Fogueres de Sant Joan son la fiesta oficial de la ciudad, en la que se construyen esculturas gigantes de cartón llamados ninots, que representan a políticos, protagonistas de cuentos de hadas o personajes de la historia. Los ninots se colocan en las calles de la ciudad hasta la noche del 24 de junio, festividad de San Juan Bautista; este día se realiza la crèma, en la que se queman todas las esculturas, comenzando por la hoguera oficial, colocada en el Palacio del Ayuntamiento. La crèma celebra la llegada del solsticio de verano bajo la creencia de que el fuego purifica lo viejo y lo malo. Los bomberos alicantinos se encargan de apagar las llamas y mientras lo hacen, salpican con agua a los asistentes. 

Castillo de Santa Bárbara 

Fortaleza construida sobre el monte Benacantil que cuenta con 167 metros de altura. Las vistas panorámicas desde este castillo son increíbles y el recinto fue declarado Monumento Histórico Artístico Nacional. Se trata de uno de los sitios emblemáticos de Alicante no sólo por su historia, sino también porque la vista desde la playa parece dibujar una “cara del moro”, ícono representativo de la urbe. En el interior del castillo se encuentra el Museo de la Ciudad de Alicante (MUSA).

Imagen: Castillo de Santa Bárbara desde el puerto de Alicante por Javier Guijarro.

Refugios antiaéreos  

Durante la guerra civil española se construyeron más de 90 refugios antiaéreos bajo las calles de la ciudad para proteger a la población de los bombardeos. Aunque los refugios fueron escondidos durante mucho tiempo, recientemente se han abierto algunos al público y se realizan visitas guiadas interesantísimas para honrar la memoria histórica de los habitantes. 

Imagen cortesía del ayuntamiento de Alicante.

Museos 

En Alicante se encuentra el único museo en el mundo dedicado a la Ocean Race, competencia internacional en la que se recorren 11 puertos en 10 países y es considerada el Everest de la Vela. 

El Museo Arqueológico Provincial resguarda más de 81,000 piezas que dan fe a la riqueza histórica de la Costa Blanca. En el 2004, el Foro Europeo de Museos, le otorgó el premio del Museo Europeo del Año. 

El Museo de Arte Contemporáneo nació gracias a la donación del escultor Eusebio Sempere, artista reconocido internacionalmente por sus peculiares obras inspiradas en la abstracción geométrica, la ilusión óptica y la sensación del movimiento. Está ubicado en el corazón de la ciudad y tiene 4 plantas y dos sótanos. 

Ciudad Literaria

La provincia alicantina y su capital han sido el hogar de diversas figuras literarias como Azorín, Gabriel Miró y el poeta Miguel Hernández. Además cuenta con librerías independientes que nutren la ciudad de eventos para bibliófilos. Entre nuestras librerías favoritas están Pynchon & Company, que recientemente cambió su ubicación y ahora también es un sitio para los amantes del vino; y Raíces, una librería anticuaria que parece un museo de libros y objetos peculiares.

Gastronomía

Los platillos alicantinos son deliciosos y la ciudad cuenta con una oferta gastronómica muy variada. Los arroces son uno de los principales manjares imperdibles y se derivan de una larga tradición de los pueblos costeros de la provincia. Este platillo se prepara de distintas maneras y se acompaña con productos frescos marinos y de las huertas, uno de los favoritos es el arroz caldoso o el arroz a banda. Otro platillo tradicional es la olleta alicantina y se compone de arroz, verduras, legumbres, costillas de cerdo, cebolla y pimiento seco. Además hay restaurantes de comida internacional y uno de los que más extrañamos y visitabamos casi cada semana es el New Delhi, sitio de comida hindú auténtica y verdaderamente deliciosa.

Imagen: Moments Bar por Ocio Magazine.

Las anteriores, son sólo algunas de las actividades culturales para acercarse a la urbe de manera profunda. Aunque es una ciudad pequeña, Alicante y su gente siempre estarán en nuestros corazones y memoria, con algunos de los recuerdos más bonitos de nuestra vida. 


Si quieres seguir explorando Alicante desde tu casa, descarga gratis nuestra revista interactiva para viajeros culturales.
Descarga en Descarga en