Cultura

Un museo secreto en la ciudad

Un recinto en Santa María la Ribera, dedicado la memoria familiar y el recuerdo de los objetos.

| Por: Alan Rosas
| Imágenes: Karla Ceceña

El año pasado mientras estábamos realizando nuestra investigación sobre los secretos que se escondían en Santa maría la Ribera, nos encontramos con el exlibris de un búho tallado en un edificio cerca de la Alameda del Kiosco Morisco. También en ese lugar, encontramos una placa que indicaba: “En esta casa vivió el ingeniero Agustín Aragón”.

Ante la pregunta de quién era este personaje, nos pusimos a buscar sobre su vida y nos encontramos con uno de sus nietos: Horacio Aragón Calvo, quien abrió un museo dedicado a la historia familiar en el interior de un departamento escondido en una antigua vecindad de la colonia.

Horacio dice no recordar mucho de su abuelo, pues falleció cuando él era muy pequeño, pero le sorprendió saber que su abuelo estaba sepultado en la rotonda de los hombres ilustres, por los que decidió dedicarse a investigar sobre la vida de su abuelo y rescatar su memoria. Fue así como realizó un libro en homenaje a Agustín y posteriormente el Museo Aragón.

La inspiración de crear este museo vino de tres lugares diferentes. El primero, un museo que la familia visitó en Francia, donde se exponen los utensilios de trabajo de un famoso carnicero; el segundo, un museo del art nouveau en Salamanca y por último, un libro del escritor, Orhan Pamuk, en el cual el autor relata que recuerda el departamento de su abuela como si fuera un museo.

El lugar está dividido en dos partes. En la primera de ellas hay un espacio dedicado a la historia de la familia Aragón con un gran número de fotografías antiguas que nos presentan a varios de sus miembros, así como un árbol genealógico y algunos objetos personales como libros, revistas y medallas. Claro que la visita se hace más amena con Horacio, quien está ahí para contar todo lo que ha aprendido sobre su familia que ha habitado por generaciones en Santa María la Ribera.

En la otra parte del museo encontrarás una gran cantidad de objetos antiguos como medicinas, reglas de cálculo, cámaras instantáneas, máquinas de escribir, muñecas, juguetes de plomo y muchas otras cosas que quizás no conocías. Horacio menciona que decidió crear esta parte para así recordar aquellas cosas que un momento nos fueron de gran utilidad, pero que ahora ni siquiera las recordamos. 

Para Horacio es muy importante la memoria, el saber de dónde venimos y hacia dónde vamos y aunque este museo sea dedicado a la familia Aragón, lo que encontramos ahí puede llevarnos a preguntarnos por nuestra propia historia familiar e interesarnos por las habilidades e intereses de nuestros padres, abuelos y todos lo que vinieron antes que nosotros.

Entrevista con Horacio Aragón

Si quieres asistir al museo cuando sea prudente salir, sólo es necesario agendar una cita con Horacio y podrás entrar a esta pequeña pero entrañable “cápsula del tiempo”. Te aseguramos que no te arrepentirás.


Conoce más secretos de Santa María la Ribera, en nuestro recorrido virtual:

Reserva tu lugar aquí: https://www.eventbrite.com.mx/e/136189266763