Backstage

POLCA: JOYERÍA GASTROCHILANGA

La bella e interesante manera de demostrar el amor por nuestra cultura.

| Por: Karla Ceceña.
| Fotografías: cortesía de POLCA.

Manifestar el orgullo chilango a través de la comida ahora es una realidad gracias a Paola y Carlos, fundadores de POLCA: una marca mexicana de joyería inspirada en la gastronomía local que nos permite portar el amor por nuestros antojitos y platillos favoritos a donde quiera que vayamos.

La historia comenzó hace cuatro años cuando Paola decidió diseñar aretes temáticos y, al acercarse las fiestas patrias, Carlos le propuso trabajar en conjunto para crear piezas inspiradas en platillos mexicanos. Tras ver el éxito que tuvieron sus nuevos diseños, ambos decidieron emprender POLCA con un objetivo más claro: «dar a conocer la gastronomía y riqueza cultural de nuestro país, haciendo énfasis en la Ciudad de México y en ser chilango».

Dentro de su variedad de diseños se encuentran piezas de nuestra dieta cotidiana y adorada por los chilangos: quesadillas, guajolotas, tamales, tacos, trompos de pastor y todo tipo de garnachas que nos hacen inmensamente felices.

¿Qué es lo que más disfrutan de POLCA?

Paola:

Me encanta cuando la gente valora mi trabajo y dice “está increíble ese collar y me lo llevo porque está chingón, súper detallado y porque no había visto nada igual”. Me gusta que la gente lo aprecie, valore y pague por ello. También disfruto mucho que POLCA nos ha llevado a lugares que no conocía, a probar nuevos platillos y a conocer gente que aprecia nuestro trabajo. Incluso nos han escrito de otros países para preguntarnos cómo se los enviamos.

Carlos:

Yo disfruto mucho el proceso de creación de un producto y el reto de hacer una investigación de campo para ver cuál será nuestro próximo diseño. Disfruto mucho la interacción con los clientes, que sonrían y se diviertan con nuestros productos, que se los lleven puestos o como regalo para una persona especial, o que les traiga un recuerdo de su vida, eso es algo muy padre.

¿Por qué decidieron representar la comida mexicana?

Porque es algo cotidiano y sobre todo porque amamos comer; visitamos diferentes lugares para ver cómo preparan y presentan los alimentos. También investigamos la historia detrás de los platillos, son muchas cosas las que hay detrás de nuestros productos y creemos que la gastronomía de cada región es algo que da identidad.

A pesar de que nuestros productos no son comestibles, es como si en realidad estuviéramos preparando ese alimento pero en miniatura. Todo lo hacemos paso a paso, cada ingrediente se hace por separado y luego los juntamos para crear una pieza única.

Además de la comida, ¿dónde encuentran inspiración para sus diseños?

En la gente que nos hace recomendaciones o nos pide algún diseño relacionado con lo que hacemos. De los viajes también aprendemos muchísimo ya que conocemos la gran variedad y matices que tiene nuestra comida. También nos inspiramos de los  juguetes mexicanos que son parte de nuestra tradición.

¿Qué materiales utilizan para la fabricación de sus productos?

Usamos porcelana fría que es una pasta moldeable y colorantes. Cuando la pasta tiene su propio color hacemos el modelado de la pieza y una vez que se seca, hacemos la decoración. Dependiendo del diseño agregamos materiales como madera o papel y también hacemos ilustración digital.

¿Cuánto tiempo tardan en terminar una pieza?

Es relativo. Todo depende de su tamaño o complejidad pero suele ser entre 5 y 15 días en una sola pieza. Por ejemplo, con la guajolota, primero debemos hacer el bolillo, dejar pasar el tiempo para hacerle la textura del migajón y de ahí dejar secar unos cuatro días para partirlo y agregar el tamal.

Hasta ahora, ¿cuál de sus diseños les gusta más?

Creemos que todos los modelos son especiales y todos nos gustan. Las Marías nos gustan muchísimo pero hacerlas es un proceso muy lento y por eso sólo las trabajamos sobre pedido. Nos  gusta hacer las guajolotas, el kilo de tortillas, las muñequitas Lupitas y las garnachas.

¿Dónde se pueden encontrar sus productos?

Los pueden encontrar en Mercadillo, una tienda de diseño y productos mexicanos en la colonia Roma, en Coahuila 68. También pueden contactarnos en redes sociales y les enviamos la mecánica de compra. También tenemos mucha presencia en bazares como El Bonito Tianguis, Libre Liebre o Tribu Bazar.

Sin duda alguna, POLCA es uno de esos proyectos valientes que no sólo demuestra el amor chilango por parte de sus creadores, sino también nos invita a portar la gastronomía icónica que enriquece nuestra identidad.

Descarga en Descarga en