Internacional

Museo The Ocean Race: La furia del océano contra la determinación humana

El único museo del mundo dedicado a una titánica competencia alrededor de nuestros océanos.

| Por: Alan Rosas.
| Fotografía de portada: Ayuntamiento de Alicante.

Cada tres años, alrededor de 20 tripulaciones toman sus embarcaciones y se lanzan a participar en la Volvo Ocean Race, una larga y muchas veces peligrosa carrera que los lleva a darle la vuelta al mundo en diez etapas que ponen a prueba la determinación y la habilidad de las tripulaciones para sobrevivir a las inclemencias del mar y llevarse la victoria.

El puerto de Alicante en España es uno de los puntos de donde inicia la carrera y cuenta con el único museo dedicado a ella. En el recinto, los visitantes pueden conocer todos los detalles de la carrera y además pueden observar el puesto de control, ubicado en el mismo, donde se monitorea el estado de todas las embarcaciones que se encuentran compitiendo.

Este lugar representa un buen punto de partida para todos aquellos que no conocen la carrera pues está cargado de información, como la historia detrás de su origen,  las rutas que deben seguir los competidores, el tiempo aproximado que duran en altamar y el grado de dificultad que se presenta en cada etapa debido a las condiciones meteorológicas. Además cuenta con explicaciones muy detalladas sobre el diseño de los barcos y las funciones de cada uno de sus componentes, así como algunos juegos y simuladores para que los asistentes tengan una noción sobre cómo es manejar uno de esto navíos.

Fotografía: Museo The Ocean Race.

El museo también nos permite conocer la verdadera odisea que es participar en esta carrera. Gracias a algunos fragmentos de video y la proyección de pequeños documentales en una de sus salas, se puede  observar cómo es la vida de estas tripulaciones durante los nueve meses que están en altamar. Podemos ver cómo lavan su ropa, la importancia de cada miembro del equipo, los pequeños espacios en los que duermen, las inclemencias del clima a las que se enfrentan y lo peligroso que puede llegar a ser el mar. Aunque no seas un fanático de la carrera, estos pequeños documentales son muy emotivos y logran crear un sentimiento de empatía hacia los competidores.

Fotografía: The Ocean Race.

Debido a la fuerte relación de la carrera con los océanos del mundo, el museo cuenta con una pequeña sección que busca generar conciencia en los asistentes sobre la importancia de su conservación, al mostrar todos los beneficios que obtenemos de ellos y presentar datos duros sobre la cantidad de desperdicios que el ser humano vierte a los océanos, así como las consecuencias de nuestra inacción. Además, constantemente se albergan charlas y foros relacionados con el medio ambiente y su cuidado.

Aunque creas que la temática del museo no sea de tu interés, la interactividad, el lujo de detalles y la presentación en general del museo podrá hacer que salgas totalmente interesado por esta apasionante competencia que enfrenta cara a cara al humano contra la fuerza de la naturaleza y que demuestra la capacidad de la determinación para sobreponerse a tareas que parecen imposibles.

Fotografía: The Ocean Race.