Cine

Midsommar: el arte en el terror.

Una película de terror que se eleva gracias a la atención al detalle y su narrativa visual.

| Por: Alan Rosas.
| Imágenes: Midsommar de Aris Aster.

El director norteamericano, Ari Aster, quien en 2018 sorprendiera a los fanáticos del terror con Hereditary, continúa con su exploración del género con Midsommar, un filme que nos muestra una historia un poco familiar pero con escenas interesantes y visualmente espectaculares.

La historia nos presenta a Dani Ardor, una mujer traumatizada por la muerte de su familia, quien acompaña a su novio y un grupo de amigos a una celebración dentro de una pequeña comuna en Suecia, pero como es de esperarse en las cintas del género, todo comienza a tornarse en un asunto cada vez más extraño y macabro.

Quizás la historia sea un poco predecible, pues hemos visto películas con una temática bastante similar, como lo puede ser The Wicker Man de 1973, donde alguien llega a un poblado aparentemente tranquilo y amigable que termina siendo sólo un frente para costumbres poco ortodoxas y en ocasiones mortales. Pero a pesar de su familiaridad destaca del resto por su trasfondo y sin duda por su apartado visual.

A diferencia de la mayoría de las películas de terror, Midsommar sucede casi en su totalidad en entornos muy bien iluminados y en lugares que podrían considerarse bellos. Esta belleza se hace más notoria con el trabajo de cámara, pues Aster tiene una selección de tomas y transiciones que por sí solas hacen que valga totalmente la pena ver la película. Particularmente las escenas de los diferentes rituales tienen una gran calidad visual que por momentos te hace olvidar lo extraño o atroz que estás viendo en la pantalla.

Además, el uso de drogas es una parte muy importante a lo largo de Midsommar y la manera en la que Aster representa sus efectos en los protagonistas es muy interesante y a veces puede acrecentar la sensación de incomodidad en los espectadores, así como permitirnos una entrada al sentir de los personajes.  

Otra particularidad de Midsommar es el uso de metáforas visuales, las cuales están presentes en muchas escenas y nos presentan guiños hacia lo que va a suceder. Quizás la primera vez que la veas no te des cuenta de muchas de ellas, pero en revisiones subsecuentes, y si tienes un buen ojo, notarás que Aster nos estaba contando la historia desde el principio, escondida en la escenografía.

En cuanto a los personajes, la más destacada es Dani, interpretada por Florence Pugh quien en verdad nos da una loable actuación como una chica atormentada y traumada que sólo busca un poco de estabilidad emocional, particularmente sus ataques de ansiedad debieron valerle aunque sea una nominación al óscar el año pasado. También los personajes de Christian, el novio de Dani; y Pelle, el que los invitó a Suecia, son interesantes pues no dejamos de odiar cada vez más a Christian, mientras Pelle funciona como una especie de guía, tanto para los personajes como para el espectador, de todo lo que está sucediendo.

Lamentablemente el resto de los personajes sí llegan a caer en el cliché del terror al ser personajes que pudieron no existir y cuya única función es la de ser “cerdos para el matadero”, con ellos sólo llegamos a preguntarnos cuál será el siguiente en sucumbir ante los rituales del culto. Cabe destacar que las muertes en Midsommar no suelen salir a cuadro, pero las que salen son brutales y bastante impactantes.

En el fondo, Midsommar puede leerse como una película sobre una relación fallida. Dani busca en su novio, Christian, lo que perdió con su familia, mientras que Christian simplemente ya no quiere estar en esta relación pero no sabe cómo salir de ella, lo que culmina en descuido, traición y la destrucción de la relación. También nos enseña que a veces encontramos lo que necesitábamos en donde menos lo esperamos.

A pesar de una historia familiar y algunas caídas al cliché, Midsommar es una obra de arte que deberías ver por lo menos una vez y aunque es cierto que se toma su tiempo para “arrancar”, al final, y a diferencia de los personajes, te aseguro que no te arrepentirás de haber tomado este viaje.

Puedes verla en formato físico o si tienes Amazon Prime, está disponible en Prime Video. 

Descarga en Descarga en