Gastronomía

Madness Coffee: Hedonismo y Café

Descubre la historia detrás de Madness Coffee, un sitio para creativos y amantes del café en Alicante.

| Conversación con Edwin Chaverra por Alan Rosas
| Fotografías: Alone Wolf Film (@alonewolffilm)

Dejar la tierra que te vio nacer es algo que muchas personas alrededor del mundo han hecho por diferentes razones, ya sea para buscar inspiración, escapar de problemas del pasado o para buscar un futuro mejor. Este último es el caso del empresario Edwin Chaverra quien a raíz de los problemas de Colombia en los años 90, decidió mudarse a España donde a través de su empresa Madness Coffee, está ayudando a los caficultores de su tierra natal.

¿Cómo comenzó el proyecto?

Colombia ha sufrido unos problemas sociopolíticos muy graves. Yo procedo de Antioquia, un departamento caficultor muy rural y muy campestre, pero en los 90, como muchos jóvenes, decidí irme de Colombia y venir a España para buscar un futuro mejor. Ya aquí comencé a recordar mi infancia y la parte agricultora del café, por lo que decidí meterme en el mundo de los baristas, que son especialistas en café y comencé a participar en campeonatos de baristas. En estos campeonatos tú presentas un café y cuentas su historia ante jueces catadores, fue aquí donde yo vi la oportunidad de resaltar la figura del caficultor, que es quien realmente importa, quien hace todo el trabajo duro.

Conforme fui participando, me di cuenta que presentarlos en los campeonatos sí los ayudaba, pues les daba cierto renombre y los ayudaba a vender su producto a unos precios más justos. Entonces en el transcurso de todo este proceso, terminé trabajando con empresas, ayudando a desarrollar proyectos, y es hasta hace un año cuando me planteo dejar de crear y desarrollar para otros y empezar a desarrollar mi propio proyecto, que es cuando nace la idea de Madness Coffee. Un espacio que quiere recuperar esa parte hedonista de los seres humanos, esa parte de disfrutar los pequeños momentos, de los productos, de una taza de café, de quién cultivó ese café, de toda esa experiencia, de toda esa historia, de la parte artesana; aunque el eje central es el café, hemos creado un mundo.

Aquí en Madness hay cabida para quien le guste el café y también para que no, buscamos este entorno que tenían las cafeterías de antaño en el que la gente se reunía a escribir libros, a escribir poesías, a debatir sobre la vida, a plantearse el mundo, a reflexionar, pues ahora las cafeterías son algo de mero barullo, entro me pido un café, me tiran un café, salgo corriendo y me voy.

La verdad es que aquí nos hemos juntado un grupo de personas creativas donde nunca ha habido ninguna limitación, a cada uno se le ha ocurrido cualquier locura y nadie ha dicho “no”. Hemos disfrutado al crear el proyecto de una libertad máxima.

¿De dónde viene el nombre?

Pasamos mucho tiempo buscando un nombre, buscamos un nombre que no nos atara porque tú puedes poner un nombre muy clásico y eso te limita, yo quería un nombre que nos permitiera hacer lo que quisiéramos . El nombre de Madness viene inspirado por Muse que es un grupo que a mi me gusta mucho, que tiene una canción que me gusta mucho llamada Madness, casualmente escuchando esa canción encontramos nuestra “madness”. Tiene los requisitos de un nombre, tiene fonética, es corto, es un nombre que se te queda, tiene tintes internacionales y aparte es un nombre que nos permite hacer lo que nos dé la gana.

¿Cuántas personas conforman el equipo

Uno de los cofundadores del proyecto es mi socio Josema Bernal quien es un empresario con una gran trayectoria en España, con mucha visión a futuro y es como la parte matemática del proyecto. Luego a partir de ahí para crear el proyecto hemos contado con la ayuda de un amigo que es un artesano de la madera que se llama Cristóbal, que es una persona muy creativa; mi hermano que se llama Wilmer Chaverra, que nos ha ayudado a construir muchas cosas. Entonces nos hemos juntado todos y todo lo que se nos ha ocurrido le hemos dado forma, le hemos dado vida y lo hemos aplicado aquí en este proyecto.

¿Qué ha sido lo más difícil para la creación de Madness Coffee?

Lo más difícil es esa lucha mental que todos tenemos, llega ese momento en el que tu peor enemigo es tu propia cabeza. No hay que olvidar que tenemos un cerebro protector y la función biológica del cerebro humano es protegerte incluso de tí mismo, protegerte y no dejarte salir de tu zona de confort. Entonces cuando tu te metes a un proyecto de esta envergadura, tu cerebro está todo el rato haciéndote dudar para que no lo hagas, para mí eso ha sido como lo más difícil, tener esa entereza de no abandonar, de no dudar, de tener una convicción clara en que lo que estás haciendo es lo ideal y que todo va a salir como está en tu cabeza porque al final todo esto empezó como un papel, todo esto no existía, todo esto eran trozos de madera, un colector , trozos de chatarra, el suelo de una casa antigua, la lámpara de una nave, todo esto era un montón de chatarra apilada estructurada en un papel, pero claro, del papel a la realidad hay muchos procesos. Lo más difícil es la lucha mental.

¿Cuál es tu rincón favorito?

Mi rincón favorito es el tostadero, es un rincón donde también voy a trabajar pero es un rincón donde desconecto un poco del resto del entorno del local y también es donde estoy en contacto con lo que es la esencia del proyecto, que es donde está el café.

¿Qué ofrece Madness Coffee además de café?

A nosotros nos encanta el arte, nos encanta la cultura y nos gusta mucho contribuir con este tipo de cosas, de hecho hay una asociación de la cual mi socio es padrino desde hace muchos años para niños con síndrome de down y todos los cuadros que hay en el local han sido pintados por ellos, entonces esto lo hemos transformado en una exposición de cuadros y hay gente que viene, se enamora de los cuadros, los compra y el dinero va para la asociación, de esa manera es una retroalimentación, nosotros tenemos unos cuadros súper chulos decorando el local y les ayudamos a ellos a venderlos.

Nos encanta apoyar a gente que se dedique a cuestiones culturales, les damos un espacio para hacer lo que quieran y además es un entorno que nos han dicho favorece la creatividad, por eso también tenemos el espacio que llamamos el creativity corner donde pueden venir y hacer reuniones de negocios; tenemos un pequeño cine debajo de las escaleras para la gente que quiera meterse y olvidarse del mundo. Básicamente tenemos un espacio para cualquier tipo de persona.

¿Qué bebidas les recomiendas a quienes vienen a Madness Coffee?

Les sugiero que vayan a bebidas más dinámicas, pues tenemos expresos, tenemos cócteles con café, tenemos un cóctel llamado Italian coffee inspirado en los licores con los que los italianos maridan el café , tenemos otro que se llama asian coffee también inspirado en cómo los marinos asiáticos maridaban el café con diferentes licores y especias. O tenemos bebidas más internacionales como pueden ser los cold brew que son extracciones del café en frío.

¿Cómo fue que llegaron a Alicante?

Fue por una estrategia, pues según nuestros estudios de mercado Alicante no es una ciudad muy estacional, tiene un flujo constante de gente durante todo el año. Además hemos visto que Alicante está en plena efervescencia gastronómica y es un sitio muy interesante para abrir un proyecto de esta envergadura.

¿Cuál es el futuro de Madness Coffee?

Abrir otro Madness, una vez que en Alicante arranquemos y ya tenga la inercia, abrir otro en otra ciudad como puede ser Madrid, Barcelona u otra ciudad europea. La inercia del negocio nos va a ir guiando en las ideas de crecimiento del propio proyecto, si esto gana mucha inercia pues iremos creciendo a la marcha que nos marque el proyecto. Abrimos esto con la idea de abrir un proyecto a lo grande, es decir, un proyecto que pudiera crecer.

UBICACIÓN

C/ San Nicolás nº4 35002 Alicante

Página Web

Facebook

Descarga en Descarga en