Internacional

La Hogueras de San Juan: la celebración de la creación y la destrucción

Del 19 al 24 de junio, la ciudad de Alicante celebra una icónica fiesta donde el fuego es el invitado de honor.

| Por: Alan Rosas.
| Fotografías: Karla Ceceña (@karlaccna).

Año tras año, la comunidad del puerto de Alicante en España se reúne para participar en las Hogueras de San Juan, una grande y colorida celebración que muestra la creatividad de los artistas alicantinos y tiene la capacidad de unir a todos los habitantes de la ciudad por casi una semana de fiesta sin parar.

La hogueras de San Juan consisten en la construcción varios monumentos de madera y cartón conocidos como “ninots”, los cuales pueden representar a políticos, celebridades, protagonistas de cuentos de hadas o personajes de la historia. Estos son colocados en diferentes puntos de la ciudad para ser admirados por habitantes y turistas, quienes pueden participar en una votación para elegir aquella que les parece la más hermosa de todas, para que se les perdone al final de la celebración.

Durante el proceso de construcción de éstas, se instalan barracas en las calles aledañas, lugares que sirven de descanso para los  “foguerers”, quienes diseñan y construyen los ninots, y también como punto de reunión para las noches de fiesta. En éstas encontrarás varios platillos tradicionales españoles, bebidas y música durante prácticamente todo el día y la noche. Esto hace que durante estas noches de junio las calles se llenen de vida y la ciudad nunca duerma.

La culminación de las Hogueras se da el 24 de junio con “la cremà” que es cuando se les prende fuego a los ninots de todos los distritos. El lanzamiento de una palmera gigante de fuegos artificiales desde el Castillo de Santa Bárbara es la señal para que inicie la quema de las esculturas, lo cual crea un espectáculo visual que llena de euforia a los asistentes. Mientras las esculturas están quemándose, el cuerpo de bomberos controla el fuego con sus mangueras y participan en otra tradición que es la “banyà”, donde los bomberos apuntan el agua hacia los presentes y los empapan.

Si bien los ninots son la figura central en esta festividad, también hay otros eventos que lo rodean, como la selección de las bellezas del foc: Una mujer y una niña de cada distrito que acompañan a su respectivo ninot y las cuales también participan en el desfile folclórico internacional, donde  decenas de carros alegóricos adornados con imágenes representativas de diferentes países recorren la ciudad.

Otro de los eventos más icónicos de estas fechas es la mascletá en la Plaza de los Luceros, un lugar que podría considerarse como el centro de Alicante. Aquí, se encienden cientos de fuegos artificiales que se lanzan al cielo y explotan con un estruendo que puede escucharse por cada rincón. El humo  de estos llena las calles y da la sensación de estar en una ciudad suspendida en las nubes.

Sin duda el broche de oro para cerrar las Hogueras de San Juan es el espectáculo nocturno de fuegos artificiales en la Playa del Postiguet. Puedes llegar y recostarte en la arena a disfrutar de las luces, los colores y las formas que resaltan con el cielo nocturno, lo que te ofrece una experiencia visual única.

Una celebración con años de tradición y que desde 1983 es considerada como Interés Turístico Internacional. Sin duda vale la pena que asistas a ella por lo menos una vez en tu vida, para que experimentes las noches de fiesta, los días de convivencia, el proceso de construcción, la destrucción del fuego, lo refrescante del agua y otras maravillas que ofrece esta celebración alicantina.