Escapada

La calle oriental del centro histórico

Un lugar para disfrutar de la cultura china dentro de la ciudad.

| Por: Alan Rosas
| Fotografía de portada: Marco Saldierna

Muy cerca de la alameda central se encuentra la calle Dolores. Una vía que llama la atención por tener algo diferente a las otras: un arco oriental de color rojo que invita a los paseantes a acercarse y conocer lo que hay más allá de ese portal. Poco a poco comienzan a aparecer más y más decoraciones que nos indican que estamos llegando a uno de los barrios más visitados y con más historia de la Ciudad de México: el barrio chino.

La historia de este barrio puede rastrearse hasta el año 1880 cuando México, en su proceso de modernización, comenzó a construir ferrocarriles y a desarrollar los estados menos poblados, actos que atrajeron a trabajadores chinos al país cuya presencia comenzó a crecer a lo largo del territorio con varios asentamientos, de los cuales, los más grandes se encontraban en Mexicali y en la Ciudad de México.

Ya en la ciudad, comenzaron a congregarse en ésta calle del Centro Histórico y para la década de los sesenta este sector comenzó a conocerse como el Barrio Chino debido a sus habitantes y los comercios que ahí se encontraban. En 2008, para promover el turismo en la zona y para celebrar la inmigración china a México, el gobierno chino regaló un arco y un par de estatuas de leones al gobierno de la Ciudad de México, mismo que fue colocado en la plaza Santos Degollado que se encuentra muy cerca a la entrada del barrio.

Fotografía: Marco Saldierna.

Sin duda, uno de los aspectos más conocidos de la cultura china es la gastronomía. En esta calle podrás encontrar bastantes establecimientos que ofrecen platillos típicos del país de oriente cocinados por verdaderos conocedores de la cocina china, lo que le agrega un toque auténtico a la experiencia. Si planeas visitarlo para probar su comida, es recomendable llegar con tiempo ya que sus restaurantes se encuentran muy concurridos.

Por supuesto que comida no es todo lo que se puede encontrar aquí, toda la calle está repleta de comercios de diferentes tamaños donde puedes comprar diferentes objetos provenientes de aquella lejana tierra como vestidos, alfombras, ropa y algunas artesanías entre las que destacan los abanicos de diferentes colores, pequeños budas y los comunes gatos dorados que, según dicen, tienen el poder de llevar la buena fortuna a tu vida.

Fotografía: Karla Ceceña.

Durante las celebraciones del año nuevo chino la calle se llena de una alegría sin igual y hay varios eventos culturales tradicionales del país asiático como la danza de los leones y el paseo de los dragones. Si tienes suerte quizás tengas contacto con un dragón o un león lo cual significa que será un gran año para ti.

Un lugar que no puedes dejar de conocer ya sea por tu cuenta o como parte de un paseo dominical en familia. Un barrio lleno de cultura y experiencias que te acercarán a China sin necesidad de salir de la ciudad.


Conoce más de la CDMX y el mundo con nuestros tours virtuales.
Descarga en Descarga en