Literatura

La bóveda literaria de Dublín

La capital de Irlanda tiene una cueva de maravillas literarias.

| Por: Alan Rosas.
| Fotografías: Karla Ceceña (@karlaccna)

En la ciudad de Dublín,Irlanda se encuentra el Trinity College, una de las instituciones académicas más antiguas del mundo. Fundado en 1592 el colegio ha visto pasar por sus edificios a notables figuras de diferentes ámbitos como el físico, Erwin Schrodinger; el médico, William Campbell; así como a los famoso escritores Jonathan Swift, Bram Stoker y Oscar Wilde.

Además de contar con un alto prestigio debido a su nivel académico, la universidad también guarda en sus edificios una cueva de las maravillas, un lugar donde se albergan cientos, incluso miles de años de historia y que recibe la visita de un gran número de turistas al año: La biblioteca del Trinity College.

Aunque el el Trinity College ya contaba con una biblioteca desde su fundación, el edificio que conocemos hoy es una obra del arquitecto Thomas Burgh quien comenzó a construirla en el año de 1712 y la terminó en 1732. En ese entonces, la biblioteca era uno de los edificios más imponentes en todo Dublín y eso sin contar lo que alberga en su interior.

La parte más conocida de la biblioteca es el Long Room, un enorme pasillo de 65 metros con dos pisos en donde se guardan más de 200,000 de los libros más antiguos del Trinity College, todos acomodados alfabéticamente en grandes libreros custodiados por 14 bustos de mármol de diferentes personajes que han sido importantes para el desarrollo de la universidad y su biblioteca.

No solamente hay libros antiguos resguardados en este lugar, también contiene una copia de todos los libros que se han publicado en Irlanda y Gran Bretaña, además, en medio de todo tiene en exhibición el arpa de Brian Boru, también conocida como el arpa del Trinity College, una de las tres arpas gaélicas que aún se conservan y que además fue usada como modelo para el escudo de armas de la ciudad de Dublín.

También cuenta con un espacio dedicado al Libro de Kells, uno de los tesoros nacionales de Irlanda. Se trata de un manuscrito de colorida ornamentación que contiene los cuatro evangelios del Nuevo Testamento con llamativos diseños en cada una de sus páginas, desde las ilustraciones hasta sus letras. Un libro antiguo que además es una obra de arte.

Seas un apasionado de la lectura o no, la belleza del Long Room es impactante e innegable, pues te transmite un sentimiento de vastedad y una inexplicable tranquilidad, quizás causados por la baja temperatura, necesaria para la conservación de los documentos, o por la combinación de los olores de libro viejo con la madera de su construcción. Aunque puedas recorrer relativamente rápido el pasillo, no podrás evitar quedarte unos momentos absorbiendo y atesorando cada instante de tu estancia.

Una verdader maravilla del mundo moderno, un lugar de descanso para la historia y sin duda una oda la literatura.

Descarga en Descarga en