Museos

El nuevo Museo Anahuacalli: la Ciudad de las Artes soñada por Diego Rivera

Así lucen los nuevos y espectaculares espacios del recinto.

Por: Karla Ceceña

Uno de los museos más  impresionantes de la Ciudad de México es sin duda el Anahuacalli. Ahora más que nunca se ha convertido en una parada obligada para locales y visitantes, pues hace unos días inauguró sus nuevos espacios, inspirados en la Ciudad de las Artes, proyectada por Diego Rivera.


Aunque en principio el muralista tenía la intención de convertir los terrenos que adquirió junto con Frida Kahlo en una granja, pronto entendió que tenía la oportunidad de proteger y compartir el patrimonio de nuestros antepasados. Por ello comenzó a idear un espacio donde convivieran la arquitectura, pintura, danza, música, escultura, teatro, artesanía y ecología. Además, quería dejar un legado al pueblo mexicano, que buscaba generar una continuidad entre el arte moderno y la estética precolombina. 

Tras la muerte del muralista en 1957, su sueño fue interrumpido y la obra quedó inconclusa hasta que su  hija, Ruth Rivera y Juan O’Gorman terminaron parte del recinto en 1964.

CONTINUAR EL SUEÑO DEL PINTOR

Como sabrán, las puertas del Museo Diego Rivera Anahuacalli se abrieron hace 57 años, pero no fue hasta el 2018 que se logró iniciar el proyecto “Remodelación, Ampliación y Construcción de Espacios del Museo Anahuacalli”. El reto de transformar 3200 metros cuadrados para cumplir la voluntad de Rivera y acercar el recinto a su Ciudad de las Artes, estuvo a cargo del despacho del arquitecto mexicano Mauricio Rocha Iturbide.

La arquitectura es un recipiente para que la creatividad de quienes trabajan en el museo, sigan construyendo la Ciudad de las Artes que soñó Diego Rivera. Ser parte de eso es un gran honor y una gran responsabilidad” – Mauricio Rocha

El resultado de 4 años de trabajo es impresionante porque se logró integrar la estética de la naturaleza endémica a la funcionalidad de las 13 infraestructuras culturales, entre las que se encuentran: un salón de Danza y Movimiento, un Mirador, la Plazuela Ruth, y los Foros de Piedra; todos los espacios estarán destinados a albergar talleres de formación artística, medioambiental y multidisciplinar.

Algo que queremos destacar es que la intención arquitectónica de los nuevos espacios fue crear edificios con poco impacto, respetando el paisaje originario y posibilitando una conexión del visitante con el característico paisaje del Pedregal, resultado de la exploción del volcán Xitle, ocurrida en el año 400 a.C.

BODEGA O’GORMAN: UN PORTAL A LOS TESOROS DE RIVERA

Aunque todavía no está abierta al público, una de las áreas que más nos emocionaron fue la bodega destinada a albergar y exhibir las piezas que no se encuentran dentro del museo. Recordemos que durante su vida, Diego Rivera coleccionó alrededor de 60 mil figuras prehispánicas, a las que llamaba “el idolaje”. De hecho, debemos la existencia de todo el recinto a que el pintor tenía la intención de emprender una construcción que no sólo fuera el hogar de su colección, sino también una obra artística habitable.

Uno de los aciertos que agradecemos de los nuevos espacios, es que próximamente la impresionante colección se podrá admirar en su totalidad. Para Karla Niño de Rivera, coordinadora de Exposiciones y Conservación de obra, esto es un punto fundamental para seguir construyendo cultura, conocimiento y arte.

Por último, queremos adelantarles que también se está trabajando en la catalogación de más de dos mil 400 ejemplares de la biblioteca personal de Eulalia Guzmán, antropóloga y arqueóloga mexicana, quien realizó la donación al museo en los años 50. 

¡Aprovecha este puente para ver su asombrosa y tradicional ofrenda y descubre la nueva cara del Anahuacalli!

Museo 150, San Pablo Tepetlapa, Coyoacán