Ciudad literaria

Biblioteca del Piloto Café: spot literario en Iztacalco

Descubre la historia de la cafetería de barrio que fusiona el amor por los libros y la aviación.

| Por: Karla Ceceña.

La Biblioteca del Piloto Café es una cafetería temática de aviación que nació de un gusto compartido por la lectura y el buen café. Alma del Pino nos contó que la casa donde se ubica el lugar fue construida por el Capitán Antonio Vargas Galicia, el primero de una generación de pilotos que actualmente va en la tercera. 

“Yo fui sobrecargo en mi juventud y soy de Chiapas, estado eminentemente cafetalero, por ello decidimos abrir este sitio.”

Los libros que forman parte de la biblioteca son los que normalmente tiene un piloto en su despacho, o en su “cabina” en casa: manuales de vuelo, de Operaciones Aeronáuticas, de adiestramiento de pilotos, meteorología, navegación, etcétera. Algunos de ellos ya son obsoletos pues se trata de aviones que ya no están en operación, como el DC-3, DC-6 o el B-727. También se pueden encontrar libros clásicos o una colección de la revista PlayBoy aunque esta última no se puede hojear.

El espacio también funciona como un pequeño museo que muestra las cosas más preciadas que tiene un piloto: su colección de alas para uniforme, audífonos antiguos, los clásicos lentes para sol RayBan, calculadora aeronáutica, aviones a escala y souvenirs de tierras lejanas como Japón, China, Chile e Inglaterra. 

“Todos los objetos tienen un valor simbólico o sentimental, por ejemplo, hay una escultura en miniatura de Pablo Neruda tallada en madera que me recuerda cuando mi marido me cortejaba con sus poemas.”

Con casi dos años de operación, La Biblioteca del Piloto Café se ha convertido en la cafetería del barrio. Algunos vecinos se dan cita ahí e incluso ha servido como punto de encuentro para que los vecinos se organicen y cuiden del entorno. Por ejemplo, se han reunido para poner lámparas e iluminar la calle, ahora los vecinos se saludan y se conocen, saben quiénes son y se apoyan entre ellos. Incluso crearon un chat para estar en contacto. Otro punto destacable es su dinámica del café pendiente, antigua tradición italiana que consiste en pagar dos cafés: uno para sí mismo y el otro para algún cliente que no tiene los medios para pagarlo.

Además de su labor barrial, los creadores de la cafetería decidieron vender exclusivamente café de Chiapas con el fin de apoyar las comunidades del estado de Alma, así crearon su propia marca cafetera y trabajan directamente con productores locales. Sin duda es un sitio familiar que ha ido más allá de instalar una cafetería más en nuestra ciudad. 

“Lo más satisfactorio es haber cumplido este proyecto que desde 2013 empezamos a soñar, ahorramos, invertimos, nos preparamos y lo más importante: le pusimos mucho corazón.”


Visita la Biblioteca del Piloto Café

Plutarco Elías Calles 10150, Reforma  Iztaccihuatl Norte, Iztacalco.


Conoce más spots literarios de la CDMX con nuestra app gratuita para viajeros culturales.