Arte

Adelia Sayeg: Conexión de tierra y arte

Conoce a la artista mexicana que nos conecta con la tierra a través de su arte.

| Por: Karla Ceceña (@karlaccna)
| Fotografías: Alan Rosas (@elali94)

Las expresiones artísticas nos permiten adentrarnos en mundos ajenos para descubrir nuestras semejanzas. Cada obra, a su manera, traza puentes imaginarios que conectan tiempo y espacio, nos provocan sensaciones y nos dan la posibilidad de entender o continuar el legado de nuestros ancestros. La artista mexicana, Adelia Sayeg, ha creado un mundo a través del cual contagia su pasión y se expande hasta las propias vivencias y sensaciones del espectador.

Su atracción por el arte comenzó desde su infancia, en la que experimentó con distintas técnicas y materiales como óleo, acrílico, carbón y pastel. Estudió diseño gráfico pero nunca dejó atrás las artes visuales, pues asistía a la Academia de San Carlos para complementar su aprendizaje. Poco a poco fue integrando diversos elementos como pintura y textil hasta llegar a experimentar con barro, que es lo que actualmente le parece más atractivo.

Una de las peculiaridades de la obra de Adelia, es que utiliza todo tipo de objetos para construirla, pues comenta que “desde pequeña me gustaba recoger cosas del jardín como espinas o pedazos de corteza y hacer collage”. Tal peculiaridad fortalece su conexión con la tierra pues además de integrar elementos que provienen de ella, inicia su día haciendo un ritual que la conecta con los cuatro elementos, esenciales en su proceso de creación.

Actualmente, la obra de Sayeg se ha exhibido en distintas partes del mundo como Estados Unidos, Europa y Asia. Su exposición más reciente, ​Machama fue un homenaje a las mujeres de su genealogía, pues la conexión entre sus orígenes y ancestros es otro tema importante en su obra.

¿Qué buscas provocar en el espectador?

Me gusta integrar conceptos y que el espectador piense y sienta, no es sólo poner la obra y ver qué provoca, por eso siempre lleva una temática importante, me gusta involucrar títulos con las piezas. Por ejemplo, mi próxima exposición se llama “Lodo negro” porque nos remite a la fertilidad, espiritualidad y revitalización del hombre.

¿Cómo se ha recibido tu trabajo en el extranjero?

Fuera de México es algo que llama mucho la atención, les parece que está muy conectado con nuestras raíces y eso es algo que ha gustado muchísimo. Actualmente tengo una exposición en Berlín que se llama “Benditas Pausas” y se trata de rescatar momentos de quietud, de hacer un alto en la vida para reflexionar dónde estamos parados y qué queremos.

¿Qué influencias tiene tu obra?

No considero que tenga influencia de nada específico aunque sí me han asociado a lo prehispánico, étnico, africano, tribal. Sin embargo no es algo que busque, simplemente se dio.

¿Qué importancia tienen tus antepasados en tu trabajo?

Actualmente han sido muy importantes, no es que los tuviera desconectados antes pero yo creo que conforme te vas haciendo vieja, la vida te va enseñando a ser agradecida. Me parece que estás conectado con tus ancestros de alguna manera, no sólo por sangre sino por las vivencias, secretos familiares y sombras que se van acarreando. Y todo esto es algo que hay que ir trabajando para sanar y para crear tu propio camino.

¿Qué es lo que más disfrutas de tu profesión?

Yo creo que la etapa de creación, cuando trabajas con el barro fresco pero también disfruto cuando sale del horno y la parte de integración y terminado de la pieza.

Para ti, ¿qué significa habitar la Ciudad de México?

A mí me encanta, viví muchos años en el extranjero y regresar a mi país fue increíble porque tiene una vibra especial, me gusta el mercadito, la tiendita, la alegría de la gente. Eso es invaluable y no te das cuenta hasta que no lo tienes. .

Próximamente, la artista expondrá en la galería Oscar Román y en el Museo de Antropología de Jalapa.

¡Descubre su trabajo!

adeliasayeg.com/